Venezuela por primera vez incursiona de forma activa en la tecnología satelital, y lo hace como política pública con fines pacíficos y al servicio de los venezolanos.

Después de un profundo análisis el 1 de noviembre de 2005, se firma el contrato para el desarrollo del proyecto. El Satélite Simón Bolívar fue lanzado el 29 de octubre de 2008 desde China, país que participa en el proyecto como proveedor y generador de transferencia tecnológica satelital, respetando la total armonía de VENEZUELA.

El sistema Satelital Simón Bolívar está conformado por un satélite de 28 transportadores, 2 estaciones terrenas de control y un telepuerto. Posee dos fases, una de: fabricación, lanzamiento y desplazamiento a posición órbital final; y otra que incluye: mantenimiento en órbita y manejo de tráfico. Este artefacto es geoestacionario, esto quiere decir que donde se coloque en relación al Ecuador se moverá con la tierra, en el sentido de las agujas del reloj estará a una distancia de 36 mil kilómetros. El satélite dará cobertura a todo el territorio nacional, con una vida útil de 15 años aproximadamente.

No sólo beneficiará a Venezuela, sino que, gracias a su amplio espectro, permitirá que otros países adquieran conexión, tomando en cuenta que Venezuela tiene un vínculo exclusivo. La huella de cobertura se distribuye de la siguiente forma: Banda C: Cuba, Dominicana, Haití, Jamaica, Centroamérica, sin México, toda Suramérica, sin los extremos sur de Chile y Argentina. Banda Ku: Haití, Cuba, Dominicana, Bolivia, Paraguay y Uruguay. Banda Ka: se reserva exclusivamente para Venezuela (C y Ku además).


Beneficios del proyecto Satelital:

* Educación hasta las regiones más remotas.

* Salud hasta las poblaciones que debido a su gran lejanía de los centros poblados principales del país, se encuentran desasistidas.

* Cubrir las necesidades nacionales de movilización de tráfico de telecomunicaciones digitales.

* Servicios de telefonía, fax, Internet.

* Implementar programas de telemedicina, tele educación.

* Apoyo en esta materia a otros países latinoamericanos.

* Información y comunicación de:

  1. Organismos públicos gubernamentales.
  2. Centros productivos.
  3. Organizaciones sociales y comunidades.

En materia de comunicación (televisión y radio) se dispondrán de 24 canales de TV y 24 de radio. Asimismo beneficiará a sectores excluidos que no pueden pagar servicios de telefonía e Internet, ya que de esta forma bajan los costos y se podrá masificar, paulatinamente, los servicios.

En la tele-medicina, por ejemplo, se podrán transmitir y recibir radiografías, ultrasonidos, resonancias magnéticas, mamografías, tomografías, entre otros, de personas que se encuentran muy lejanas de los centros primarios de atención en salud y de esta forma apoyar y dar soluciones de forma rápida.

En el caso de la tele-educación y apoyo a las misiones educativas, las personas tendrán acceso a programas educacionales sin necesidad de estar físicamente en un salón de clases, de esta forma se acortan las distancias para aquellas personas que no puedan asistir a una institución.


“Todos los venezolanos, indistintamente de su posición política, deb
erían estar complacidos, orgullosos y deberían celebrar este logro que no es solamente del gobierno sino es un logro del país, de Venezuela”, sostuvo la secretaria de la Misión Ciencia.

El satélite Simón Bolívar, es un gran paso hacia la soberanía del país en las telecomunicaciones y una valiosa herramienta para hacer de los sistemas de comunicación, factores determinantes del bienestar social.

Fuentes Consultadas:

http://www.abn.info.ve/noticia.php?articulo=155443&lee=10

http://www.aporrea.org/tecno/n122345.html